29 junio 2017

Reseña: Un árbol crece en Brooklyn

¡Hola Pocketeros!

ya tenía ganas de escribir otra reseña pues eso significa que he terminado de leer otro libro. He estado un poco estancada con los libros por otros asuntos, pero como ahora ya estamos en verano, el buen tiempo y la piscina invitan a dedicar unas horas a la lectura mientras tomo el sol. Soy consciente de que voy con retraso si quiero leer, al menos, doce libros este año, pero no me rindo e intento no perder el ritmo.
Sin enrollarme más os dejo con la reseña de 'Un árbol crece en Brooklyn'.


Título: Un árbol crece en Brooklyn
Autor: Betty Smith
Género: Novela,. Ficción
Páginas: 496


La vida en las calles de Williamsburg, un suburbio de Brooklyn, no es precisamente fácil para Francie Nola. Pero si bien la pobreza marcará su infancia en una de las barriadas de inmigrantes que comienzan a formar Nueva York en las primeras décadas del siglo XX, la despierta muchacha que empeña en vivir cada día como el inicio de una nueva aventura, más que como una serie de interminables miserias. Sí, nadie puede negar que su padre, Johnny Nolan, es un borracho; aunque tampoco que es un tipo adorable que cuando vuelve a casa por las noches entonando Molly Malone hace saltar de alegría el corazón de su hija. Y en cuanto a su madre, Katie, Francie sabe que se mata fregando suelos para mantenerles; ella, tan bonita y vivaz, siempre rebosando alegría y gracia, y dispuesta a convertir cada día en un ejercicio constante de amor, ingenio y dignidad. Además, posee arrestos suficientes para inventarse cientos de recetas con pan duro, así como para conseguir que sus hijos reciban lecciones de piano o no se vayan a la cama, cada noche, sin antes leer un pasaje de Shakespeare y de la Biblia.
Son tiempos duros, sin duda. Y en aquellas agitadas calles de Brooklyn, Francie y su hermano Neely aprenderán el valor de cada céntimo, sin por ello dejar de disfrutar de la vida; como esos extraños árboles que, en las condiciones más adversas, consiguen aparecer de la nada y plantar firmemente sus raíces en la tierra. 






MI OPINIÓN


La lectura del libro 'Un árbol crece en Brooklyn' me ha permitido meterme en la piel de cómo se vive el día a día desde los ojos de una niña de once años llamada Francie Nolan, la protagonista de esta historia. Contándola desde los primero años del sigo XX, Francie nos muestra cómo es su vida con su familia y la lucha por llevarse algo a la boca cada día a la vez que hay que pagar facturas que parece que nunca terminan. Francie, una niña soñadora, con una gran imaginación y muy trabajadora, es consciente de la necesidad de tener un buen trabajo para poder vivir sin preocupaciones como es el de tener comida en casa. ¡Ojo! eso no quiere decir vivir dignamente, no. Se puede ser pobre y vivir dignamente. Me refiero a la comodidad de no tener que pensar si al día siguiente habrá algo para comer.
Lo cierto es que Francie tiene el deseo de aprender, no solo para tener un buen futuro, sino porque realmente quiere aprender y quiere conocer mundo. Por eso no resulta nada extraño que le guste dedicar un ratito de su tiempo para la lectura mientras observa el mundo que le rodea. Junto a su padre Johnny Nolan, con quien tiene una relación especial y envidiable de padre-hija, se las arregla para poder estar en el mejor colegio de su barrio para recibir las mejores clases. A partir de ahí, se da cuenta de que le gusta crear historias y comienza su andadura por ser escritora. Lucha por ser la mejor de su clase, por ser respetada por sus compañeras de clase y por sus profesores, lucha por tener un futuro y a raíz de todos esos deseos, también tiene que tomar decisiones difíciles, o mejor dicho, acatar decisiones de su madre en contra de sus deseos. Pero lo sorprendente es que esta niña, que vamos viendo como va creciendo a medida que avanzas en la lectura, se las acaba ingeniando para poder hacer realidad sus sueños. 

"Mis abuelos nunca supieron leer ni escribir. Sus antepasados tampoco. La hermana de mi madre no sabe leer ni escribir. Mis padres no terminaron la escuela primaria. Yo no he ido al instituto. Sin embargo [...]."

Francie nos presenta a cada miembro de su familia destacando lo bueno y lo malo de la personalidad de cada uno de ellos, pero que adora igualmente a pesar de sus defectos. De su padre nos destaca su amor por la bebida; de su madre hace especial énfasis la imagen que tiene de ella hacia su hermano Neely, a la que considera que le quiere más a él que a ella; y de su hermano pequeño, en fin, nada malo podría decir de él, aunque durante sus pocos años de vida observa que las decisiones de su futuro siempre van a depender de las decisiones que se toman para con su hermano pequeño. Ambos hermanos están muy unidos y se apoyan mutuamente y, como tal, también se compichan para poder conseguir sus objetivos. Para saber del resto de la familia, te invito a leer el libro porque, la verdad, cada personaje es un mundo con historias dispares y sorprendentes.

"Neely es demasiado grande ya para dormir en el mismo cuarto que su hermana. De modo que he arreglado el cuarto que...vuestro padre y yo usábamos. Ahora es el dormitorio de Neely."

Aunque resulte bonito de leer, la historia que nos cuenta Betty Smith está rodeada principalmente de la pobreza, de la lucha y de la guerra y, sí, también hay un hueco para el amor adolescente. Pero, al fin y al cabo, todo gira alrededor del trabajo; todas las decisiones se toman por el trabajo porque, ante todo, Francie y Neely crecen rápido. Saben que el dinero que llega a casa les aporta una comodidad y una tranquilidad para vivir. Y lo importante es tener un buen trabajo aunque no da la felicidad. Eso lo saben bien.

Te recomiendo leer este libro, si aun no lo has hecho, porque a pesar de los gris que pueda parecer la historia, la autora lo escribe de una forma más fresca de lo que se espera, lo que la hace especial y que acabes disfrutando de la historia y, al final, tengas curiosidad sobre cómo termina la vida de los personajes.

Por cierto, para quién no lo sepa, en 1945 salió la película de este libro. Quiero verla pero no la encuentro por ningún lado, ni siquiera en la biblioteca. Si alguien sabe dónde puedo encontrarla, por favor, dejádmelo en los comentarios que así, si alguien también está interesado en verla, puede saber dónde encontrarla.


Valoración: 5 sobre 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario