13 abril 2017

Reseña: Nada

Como ya os comenté en anteriores entradas me he apuntado al club de lectura conocido como Club Pickwick; un club que destaca por la lectura conjunta de clásicos. Aunque ya lleva unos meses en activo, no ha sido hasta el mes de marzo que me he unido y al mismo tiempo me he estrenado con el libro Nada de Carmen Laforet.




Título: Nada
Autor: Carmen Laforet
Género: Literatura contemporánea 
Páginas: 304


Premio Nadal 1944. Andrea llega a Barcelona para estudiar Letras. Sus ilusiones chocan, inmediatamente, con el ambiente de tensión y emociones violentas que reina en casa de su abuela. Andrea relata el contraste entre este sórdido microcosmos familiar -poblado de seres extraños y apasionantes- y la frágil cordialidad de sus relaciones universitarias, centras en la bella y luminosa Ena. Finalmente los dos mundos convergen en un diálogo dramático. Comparada por la crítica con Cumbres borrascosas, Nada destaca por su prosa fresca y directa como la extraordinaria sensibilidad en la recreación de una voz femenina. Cuando el libro acaba, el lector tiene la seguridad de poder encontrar, al volver la esquina, a una muchacha pálida y triste, con toda la fuerza de su  juventud condensada en el mirar. Es Andrea, absorta, queriendo algo, sin saber qué. Como el resto de los protagonistas, ha nacido a la vida real por un prodigio de la creación artística. Prodigio más que suficiente para formar parte de la Historia de la Literatura.



MI OPINIÓN

No ha sido un libro al que pueda decir que me haya gustado o que no me haya gustado, lo cierto es que me ha dejado un tanto indiferente y al mismo tiempo no me ha portado nada a mi persona. Ya sabéis que siempre intento sacar reflexiones de las historias que leo y aprender algo de ellas. Al principio me llamó la atención pero a medida que avanzaba en la lectura, mi cabeza solo pensaba: todo es demasiado gris. Ese es el color en el que me he imaginado cada escena, cada reacción de los personajes y, por supuesto, también a los propios personajes. Quizás sea por la esencia triste que deja una guerra y que la gente busca esperanza para poder mejorar su situación. No he conectado con ningún personaje, puede que Gloria y la abuelita sean las que más atención me hayan llamado, pero sin más.
Andrea, que así es como se llama la protagonista, me resulta un personaje que por mucho que observe lo que ocurre a su alrededor, al final es la última que se entera de las cosas. Parece que todos tienen secretos, todos conocen los secretos de los demás, y ella sigue siendo la que desconoce lo que realmente pasa en esa casa o fuera de ella. La abuelita es de esos personajes a las que más cariño puedes coger, supongo que es porque es la abuela, la que se preocupa por todos, la que cuida de todos, etc. Gloria, en cambio a mi me ha parecido un personaje curioso, porque en el fondo intenta hacer las cosas por el bien de la familia; lo importante en ese momento es tener algo para llevarse a la boca, y que hace lo que sea para tener comida cada día. En un principio, su imagen te da a entender que lo mejor que puedes hacer es no juntarte con ellas pues podría ser una mala influencia para Andrea, pero que en el fondo se puede confiar en ella. De hecho, las abuelas tienen buen ojo para saber quién es de confianza y quién no ¿no creéis? Me ha parecido un personaje de lucha y valentía a pesar de las consecuencias que pueden tener sus actos.
Aun así, todos los personajes luchan día a día a su manera, bajo su punto de vista de lo que conocen y de lo que desconocen; y, Andrea, una estudiante joven, me ha parecido un personaje que se mueve continuamente por propio interés en toda la historia del libro, buscando su hueco e intentando no perder oportunidades que le brinda la vida pero cierto interés en muchas ocasiones, tanto dentro de la familia como en sus amistades.

La historia de 'Nada' transcurre tan solo en un año, que desde mi opinión lo he considerado un período corto para contar todas las historias. Las escenas cambian con muchas facilidad y me ha dejado con la sensación de que cada momento de los personajes no ha tenido un final o una solución, como que ha quedado todo incompleto, e incluso el propio final. Me ha dejado como ¿ya? ¿no hay más? y no porque me haya enganchado, al contrario, sino porque no ha mostrado el por qué los personajes son así, tan grises, tan poco unido o, mejor dicho, tan poco comprendidos entre ellos cuando en el fondo si están muy unidos. Quizás de ahí el título de este libro, la sensación que te deja al terminarlo.
De todas formas, es un libro bien escrito puesto que crear escenas tan grises de una manera continuada, sin buscar bellas soluciones, no creo que sea fácil. Como tampoco llevar al lector a un punto de, por favor; algo positivo tiene que haber en toda esta historia, no es algo que se vea en todos los libros.

Valoración: 3.5 sobre 5


No hay comentarios:

Publicar un comentario